Oferta

  • Fuente de la noticia
  • Ver video
  • Ver noticia original
  • Descargar archivo

¿Elegir taller oficial o taller independiente?


¿Qué ventajas tiene elegir un taller oficial a elegir uno independiente? Evaluamos los pros y contras de ambas opciones.

No hace mucho que la ley (exactamente el Reglamento 461/2010) supuso un gran cambio en el panorama de los talleres en España. Desde su aprobación han cambiado dos cosas:


- Los talleres independientes pueden acceder a la información técnica necesaria para reparar cualquier coche.


- El consumidor tiene libertad para elegir taller sin perder el período de garantía del constructor (la mínima de un coche nuevo, de dos años). Si el fabricante de nuestro coche te da una garantía superior a la legal, o regala el mantenimiento, no podrás acudir a talleres independientes, ya que pueden poner esa condición sin problema.


Mientras los talleres y a las grandes superficies de mecánica rápida aplaudieron la medida, los talleres oficiales ya han empezado a sufrirla. Sin embargo, conociendo datos tan escalofriantes como que la mitad de los talleres cometen alguna infraccción, muchas veces uno no sabe si ese ahorro que en principio ofrecen los talleres independientes es tal. Y eso que se calcula que las facturas de las reparaciones suponen un 40 % de los gastos totales que implica tener un vehículo, gastos que han aumentado en los últimos años debido a la tecnología.


Ya habíamos hablado de los diez consejos para elegir un buen taller que daba Autobild, pero aquí nos vamos a centrar en las diferencias entre los talleres oficiales y los independientes:


Talleres oficiales o autorizados


Todos los fabricantes ofrecen un servicio postventa, que incluye el mantenimiento, reparaciones, accesorios, chapa y pintura, ampliaciones de garantía, seguros, etc. Suelen ser más caros en mano de obra y en piezas (usan las originales). Eso se debe, principalmente, a que tienen más gastos de instalaciones, formación de mecánicos o tecnología.


A su favor, que conocen a la perfección (o deberían) los coches que venden. Hace años todos los coches eran tecnológicamnete similares, pero hoy en día la gran oferta del mercado hace que quizá un taller independiente no sepa ni por dónde empezar. Además, toda la maquinaria y herramientas con las que cuentan están adaptadas a la gama de la marca (eso puede ahorrarte horas de mano de obra, tenlo en cuenta). Otro punto extra: que conocen los coches antes que nadie: si tu coche acaba de ponerse en venta, no te la juegues y llévalo a un servicio oficial. Y si tienes un coche híbrido o eléctrico, sus mecánicos habrán dado cursos sobre baterías y motores eléctricos.


Como son más caros, muchos talleres oficiales suelen ofrecer más garantía que la legalmente obligatoria (tres meses o 20.000 km).


Los talleres independientes


Como decíamos al principio, ya no pierdes la garantía mínima de dos años si llevas el coche a estos talleres. Pueden completar sin problema el libro de revisiones y sellarlo. Eso sí: cualquier reclamación sobre un problema de garantía se llevará al mismo taller (a no ser que no tenga que ver en absoluto con la reparación realizada).


Hay de todo, desde profesionales extraordinariamente competentes a talleres que venden coches de clientes, o incluso los destrozan. No se puede generalizar y por eso no lo hacemos. Seguro que tienes o conoces algún taller de confianza.


Si tu coche es de los más vendidos, seguro que lo conocen tan bien como el servicio oficial. Sus tarifas son más competitivas, sobre todo en mano de obra: Algunos talleres cobran hasta mitad que el oficial. Las cadenas de mecánica rápida pueden dar más garantía que un taller independiente y mejorar sus precio.


Otro ahorro muy importante son en repuestos, ya que pueden utilizar recambios de terceras marcas que cumplan todas las especificaciones originales del fabricante y cuesten menos. Deben cumplir esas especificaciones ya que la marca puede argumentar que esas piezas no cumplen sus requisitos.


Para operaciones csencillas como cambio de ruedas, cambio de aceite, revisiones antes de viajar… en las que solo se necesitan conocimientos generales, son la mejor opción. En averías más complejas, a veces el ahorro no es tanto porque en ocasiones les cuesta detectar el fallo y son horas de mano de obra que te cobrarán.


Para modelos antiguos, hay talleres independientes especializados que darán a nuestro coche mejor trato aún que la propia marca, ya que el fabricante no está obligado a dar un servicio a un coche que ya no fabrica.

Ver todo
Share